¡LIBRES PARA NADA!

ESCRIBE; DESPUÉS LO PIENSAS

Image Slider

Cruzar a Wonderland

sábado, 24 de marzo de 2018
Es difícil concretar el segundo exacto del paso que te precipita al abismo de Wonderland. Un tiempo paralelo a este, a medio camino entre el día de la Poesía y la Semana Santa, la brisa con sol que recuerda a las camisetas de manga corta bajo los jerseys, la alegría de la primavera retornada con la santidad de los inciensos. En ese lapso se produce el momento definitivo en el que cedes, sin darte cuenta. No lo recuerdo. Sin retorno ni conciencia del peligro, porque eso les ocurre a otros, tú no puedes estar ciega.

Aunque es de noche...

martes, 20 de marzo de 2018
Aparece para llevarse por los aires todas las teorías sobre arte y sufrimiento. A la mierda. Explosión. Trozos.

Después de la tormenta

lunes, 19 de marzo de 2018


Viento
  lluvia
    nieve

Sol
  mar
    desierto. 
Uhm, no me saques fotos. 
No son fotos, es un relámpago. Sí, se acerca la tormenta. 

Llueve fuera. Alguna centella. 

Déjame descansar en el espacio entre tus brazos. Niego que no existan palabras suficientes para todo, porque todo puede decirse y expresarse. Sudor y dulzura. 

Fuera deja de llover y silencio. 

He encontrado el espacio donde la intensidad no permite las palabras -por primera vez.

Y si existimos sólo para Google

domingo, 18 de marzo de 2018
Presentación de la novela de Belén Gopegui. A Coruña, noviembre 2017

La negación

miércoles, 7 de marzo de 2018


Creada en 2003, la Gappesm (agrupación asociativa para la protección de las personas colmadas de supereficiencia mental) es una asociación -ley1901- cuyo objetivo es ayudar a las personas supereficientes. La Gappesm afirma que la supereficiencia mental puede llegar a ser un sufrimiento, incluso un impedimento. El desconocimiento del fenómeno tiene como resultado vidas rotas por el fracaso, ausencia de autoestima, estados depresivos, malestar permanente sin saber de qué se está sufriendo. Y suicidios. La experiencia de la Gappesm prueba que (cito):

"El descubrimiento de la supereficiencia mental en edad adulta, así como su lenta y difícil elaboración por la necesaria reorganización mental integral del individuo, bastan para hacer que la existencia sea un poco más soportable. Aunque los fracasos profesionales y sociales parezcan irreversibles, la patología depresiva y sus derivados pueden controlarse e incluso superarse por completo".

Cuando un supereficiente  mental sabe, por fin, de qué sufre, el mundo se le hace más comprensible. Paralelamente, esta asociación lucha contra la imagen negativa del supereficiente mental. A esta asociación no le gustan los términos "superdotado" ni "precoz", y se ha marcado el objetivo de dar a conocer el sufrimiento que puede engendrar esta característica mental. 

Pienso demasiado (2016), Christel Petitcollin


Mejor con poesía y música.
Nada más que añadir, señoría.